h1

Don Quijote y el jabalí (Mireia y Laura)

diciembre 30, 2005

Don Quijote y el jabalí

Don Quijote, un hidalgo convertido en caballero andante por la locura que le causaron los libros de caballerías, iba por el bosque acompañado por su escudero Sancho y pensando en su amada Dulcinea cuando de pronto se encontró un jabalí de grandes colmillos que le gruñía. Sancho empezó a gemir de miedo y se escondió con su borrico detrás de un árbol. Don Quijote, en su locura, creyó que se trataba de un ogro y chillando como un poseso, arremetió contra el animal, lanza en alto. El animal se asustó, echo a correr, y se perdió en la espesura. Sancho salió de su escondite, con el disgusto pintado en la cara:
-¿Qué necesidad tenia vuestra merced de atacar a ese jabalí?
-Pero si tu te fuiste a esconder como un niño miedica mientras yo hice huir al malvado ogro Pantacruel, venido del mismo infierno!
-¡Perdóneme vuestra merced pero si eso no era un jabalí yo no soy de los Panza!
-¡Pero si…! Debe ser que los malvados encantadores me han jugado otra mala pasada…bueno, vámonos a dormir.
Y al amanecer, siguieron camino en busca de nuevas aventuras y desafíos.

Don Quijote y el jabalí (apócopes)

Don Qui, un hid con en ca an por la lo que le cau los li de ca, iba por el bos a por su es San y pen en su a Dul cuan de pron se en un ja de gran col que le grua. San em a ge de mi y se es con su bo de de un á. Don Qu, en su lo, cre que se tra de un o y chi co un po, a con el a, lan en al. El a se a, e a co, y se per en la es. San sa de su es, con el dis pin en la cara:
-¿Qué ne te vue mer de ata a ese jaí?
-Pe si tu te fui a es co un ni mi mien yo hi hu al mal o Pan, ve del mis in!
-¡Pe vue mer pe si eso no era un ja yo no soy de los Pan!
-¡Pero si…! De ser que los mal en me han jug o ma pa..bue, vá a dor.
Y al ama, si ca en bus de nue aven y des.


Don Quijote y el jabalí (onomatopeyas)

Don Quijote, un hidalgo convertido en caballero andante por la locura que le causaron los libros de caballerías, iba por el bosque acompañado por su escudero Sancho y pensando en su amada Dulcinea cuando de pronto uuuuf…que susto, se encontró un jabalí de grandes colmillos que le gruñía gggrrrrrr. Sancho empezó a gemir de miedo aiiiiiiiii aiiiiiiii y se escondió con su borrico detrás de un árbol. Don Quijote, en su locura, creyó que se trataba de un ogro y chillando ahhhhhh como un poseso, arremetió contra el animal,sssssstttt lanza en alto. El animal se asustó, echo a correr cotocro,cotocro,cotocro, y se perdió en la espesura. Sancho salió de su escondite, con el disgusto pintado en la cara:
-¿Qué necesidad tenia vuestra merced de atacar a ese jabalí?
-Pero si tu te fuiste a esconder como un niño miedica mientras yo hice huir al malvado ogro Pantacruel, venido del mismo infierno!
-¡Perdóneme vuestra merced pero si eso no era un jabalí yo no soy de los Panza!
-¡Pero si…! Debe ser que los malvados encantadores me han jugado otra mala pasada…bueno, vámonos a dormir.
Y al amanecer, siguieron camino en busca de nuevas aventuras y desafíos.

Anuncios

One comment

  1. Veo que vosostras tambin habis aprovechado las vacaciones para introducir el texto. Bien!
    Por cierto, el texto de las onomatopeyas podra grabarse en audio. Os animis? Escuchad el de Mara, ha quedado genial.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: