h1

Don Quijote y Dulcinea (Clara González)

enero 9, 2006

A los pocos días de que Don Quijote recobrase el juicio, apareció Dulcinea en su casa. La criada se moría de rabia al ver que Dulcinea venía a ver a su admirador. La criada llevaba ya tiempo loquita de amor por su señor, pero no le pudo decir lo que sentía por temor a que él la rechazase. Dulcinea se acercó a la alcoba de Don Quijote. Silenciosamente abrió la puerta, para no despertar a Don Quijote; se acercó a su cama y justo en ese instante, Don Quijote abrió los ojos y al ver aquella cara que lo miraba sin disimular, pegó tal salto que su sobrina y el cura que estaban en la habitación de abajo subieron a su cuarto para ver lo que sucedía. Y en esto que Dulcinea le dijo a Don Quijote que ella era su amada. Él la miró otra vez y le dijo:
-¿Cómo se te ocurre decir semejante estupidez?
La princesa Dulcinea fue un producto de mi imaginación, no pretendas engañarme, que yo sé que tú eres Aldonza Lorenzo.

Anuncios

One comment

  1. oye eres clara gonzales de madrid, espanna?

    del colegio vedruna de madrid?

    la chica q tiene 18 annos?

    q tiene una amiga q se llama sofia?

    ???
    de q te conozco yo?



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: