h1

Don Quijote y Sansón Carrasco (Alicia Falbo y Tamara Corcobado)

enero 9, 2006

El otro día caminando por Barcelona, Don Quijote de la Mancha y el Caballero de la Blanca Luna se toparon de nuevo.
– ¿Me firmas un autógrafo? – le pidió el caballero.
– Claro –respondió Don Quijote muy excitado.
Se lo firmó más alegre que unas pascuas. El Caballero de la Blanca Luna o Sansón Carrasco, que era así como se llamaba, le preguntó:
– ¿Dónde está tu ¿valeroso? caballo Rocinante?
– Se ha jubilado. Era ya muy viejo. Dijo tristemente Don Quijote. Y añadió:
Has de saber que algún día me admirarán. Cuando me vean en el cacharro ese llamado televisor, me haré todavía más famoso de lo que soy, y es que soy muy admirado gracias a Cide Hamete, el autor que cuenta mis aventuras, hoy leídas por estudiantes y por todo tipo de lectores, grandes y chicos.
También me conocerán por mis hazañas en todas las aldeas y castillos en los que he batallado, arriesgando mi propia vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: