h1

MIS PRIMERAS PALABRAS (Sarai Ramos)

noviembre 2, 2006

¡EXPLÍCAMELO TODO!

-Mamá, papá; ¿Venid un momento, por favor? (Sarai)
-¿Qué quieres, sarai? (Mamá)
-Ya voy. (Papá)
-Mirad, en la clase de castellano me han pedido que explique cómo empecé a hablar, leer, escribir… y alguna anécdota. (Sarai)
-Aver que me acuerde. Cuando tenías cuatro meses dijiste tu primera palabra, “yaya”. Por supuesto tu madre y yo nos pasábamos el día mirándote y repitiendo una y otra vez: “Papa”, “mama”, “tata”… (Papá)
A pesar de los esfuerzos e insistencia de mis padres, no lograron alcanzar su objetivo, diferente en cada uno de los casos, ya que mamá deseaba que mi primera palabra fuese “mama” y papá quería todo lo contrario.

-Alba, Noemí; venid un momento que os tengo que preguntar una cosa. (Sarai)
– ¿Qué quieres? (Noemí)
– Espera que ya voy. (Alba)
– Necesito que me expliquéis si os acordáis de alguna anécdota de cuando era pequeña y aprendí a leer y a escribir.
– Jajajaja. (Alba)
– Uff. Yo no me acuerdo mucho de lo de escribir, pero de leer vaya si me acuerdo de esa tabarra que dabas con el libro de La princesita.
-Jajaja. (Sarai)
(Noemí se levanta y coge una de las revistas)
– Cuando tenías unos dos añitos, fíjate lo pequeña que eras y las ganas que tenías ya de aprender a leer, te paseabas de arriba abajo por los pasillos de casa y como ya te sabías de memoria el cuento de La princesita, abrías el libro y parecía que recitabas un poema tras otro.
– Pero hasta que no tuviste más o menos cinco o seis años no empezaste a leer bien, ya no te inventabas los cuentos. (Papá)
– ¡Qué guapa! Deja que yo le expliqué lo de cuando empezó a escribir, su vocación por el arte era inmenso, ya que no solamente escribía, sino que además lápiz que veía, lápiz que cogía.

Me acuerdo de cuando tenías cuatro añitos. Como en el cole ya te enseñaron a poner tu nombre, lo escribías por todas partes, pero lo gracioso de la historia es que no solamente te gustaba escribirlo sobre el papel, sino que un día cuando mamá retiró el sofá de casa, allí estaba tu firma, tu nombre escrito en unas enormes mayúsculas. (Alba)
– Pero cuando pasaron unos cuantos años más, cuando más o menos tenías seis años ya escribías mucho mejor. ¿Recuerdas cuándo escribiste tu primer cuento?, tenías solamente seis o siete añitos y a partir de entonces te encantó escribirlos. (Mamá)
-Gracias por haberme ayudado, voy a pasarlo al ordenador. (Sarai)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: