h1

FALLOS DE EXPRESIÓN (ALBERT MARTÍ)

noviembre 8, 2006

Esta redacción es una crítica a las muchas personas que continuamente dan patadas al diccionario al hablar, entre las que en cierto modo me incluyo, con la que quiero apelar al sentido común de las personas para hacerlas reflexionar sobre cómo estamos utilizando la lengua hoy en día, y además, pido que se tenga en cuenta de ahora en adelante a la hora de hablar para, entre todos, mejorar la comunicación entre las personas.
Empezaré diciendo que en la sociedad en general, la gente se para cada vez menos a pensar lo que dice y en muchas ocasiones, la lengua es más rápida que la mente, y es entonces cuando surge el desastre. Pero además, lo que hace mucho daño, y personalmente encuentro bastante triste, es que las personas que son consideradas dioses por muchos jóvenes y que mueven masas, sean incapaces de articular un simple discurso con sentido, en efecto, hablo de los futbolistas. En ciertos casos es excusable, ya que cada vez son más los extranjeros que juegan en nuestro país, aunque en cierto modo tampoco se puede pedir mucho, a unas personas cuya profesión, aunque no la critico, consiste en correr en calzoncillos tras una pelota.
En todo caso, es completamente intolerable y, es mas, patético hoy en día que las personas que se supone que nos deben representar para defender nuestros derechos y valores, sean quienes peor se expresan en este país que dicen representar. Encuentro increíble que estos individuos sean incapaces de articular sonidos dotados de una cierta coherencia, y que en su lugar, farfullen insólitos discursos, con los que, cada vez que abren la boca, cumplimentan la larga lista de los gazapos de la historia. Y con esto no quiero ser impertinente, pero ¿qué nos hace pensar sobre la inteligencia de dichas personas esta ineptitud a la hora de expresarse?, ¿si no son capaces ni de organizar sus ideas al hablar con los demás, qué debe pasar por sus cabezas y cómo deben estar organizadas sus ideas? ¿Cómo pueden dirigir bien nuestro futuro, si su nivel máximo de comprensión es que eme con a es ma?
Y encontramos el colmo de los colmos, cuando nos dirigimos a un campesino suramericano analfabeto que se expresa con un orden increíble. A mi parecer, lo que más cuenta a la hora del desarrollo de la expresión oral, no es la educación escolar que se recibe, porque al fin y al cabo lo que condiciona nuestra forma de hablar es el entorno. Por eso yo creo que lo que hace que hablen mejor, es el entorno de respeto y educación en que se crían, y por tanto creo que ese debería ser nuestro modelo a seguir y no unos políticos o futbolistas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: