h1

Desesperación

diciembre 12, 2006

Se despierta un hermoso día,
el sol sube sus peldaños,
su imagen se refleja en las pupilas
de un chico desgarbado.
Se desliza lentamente
obligándose a caminar:
se esfuerza, se fatiga, se detiene;
se culpa, se odia, se critica.
Se ahoga entre sus recuerdos
que se remueven, se sulfuran, se inquietan.
Se encierra entre muros
construidos de dolor, rabia e impotencia.
Desea liberarse, la busca con desesperación
esperando refugiarse entre sus brazos.
Repentinamente se ven, se miran, se reconocen.
Y aliviado se entrega, se desvanece: se suicida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: