Archive for the ‘préstamos lingüísticos’ Category

h1

Modernos y elegantes ( Mònica )

enero 30, 2007

Otro ejemplo es el mundo de la moda en que para encajar tienes que ser la más chic, ir con lo más in y no acercarte a las que visten de lo más out. Antes, todos éramos ciudadanos ahora o somos urban fashion o no somos nada; aunque también puedes llevar otro tipo de look mas cool o a lo hippy chic. Antes, solíamos llevar unos tejanos o vaqueros, ahora llevamos jeans o demir, que son para una juventud más rebelde. Actualmente, lo más fashion son los broces, una combinación de zapatos y tirantes a menudo llevados por rockstars, pero ya se sabe que la moda solo dura 6 meses. Uno de los pecados más grandes es confundir una trendy, aquella que sigue la moda al pie de la letra, con una fashion victim, ya que la fashion victim no tiene estilo propio.

h1

Modernos y elegantes (Marcel)

enero 30, 2007

En otros deportes, como en el football (antes balompié) no hay esquinas si no corners, los jugadores no están fuera de juego, sino out-side y no regatean, sino que hacen dribblings que es más moderno. Igual que ahora no hay penas máximas, si no penalties que son más difíciles de parar. En el football, a los aciertos no se les llama puntos si no goals.
También está el hokey -en castellano, jóquey- patines que se juega con sticks y el rugbi que no consiguen carreras, sino touch downs, que son más difíciles de conseguir.

h1

Préstamos digestivos

enero 30, 2007

En el mundo de la comida, ahora hay el fast food, en sitios como el Burger King( algo así como el rey de la hamburguesa) o el Pans & Company. Pero el más conocido, creo yo, que es el McDonald, con el famoso payaso anunciador de comida rápida, perdón que me quedo atrás, fast food. No nos olvidemos del hot dog (perrito caliente o Frankfurt); de Italia llega la pizza, espagueti, macarrones y todas esas pastas con las que nos hemos familiarizado.
También está todo lo que son las patatas, café, tomate… que provienen de América.
Como conquistamos América, nos pensamos que son nuestros, pero son americanismos.

Álex García